A mí

Publicado por Noelia Battista en

Un poco de mi historia

Mi nombre es Noelia Battista, estoy casada y tengo dos hijos. Estudié en la UBA (Universidad de Buenos Aires), donde también fui docente durante muchos años, y me formé como diseñador interdisciplinario. Nací en el barrio de Mataderos, rodeado de mucha cultura y artesanía del cuero. Crecí corriendo por los pasillos de la fábrica de mi abuelo, oliendo el aroma de la madera y admirando la pasión por la artesanía desde muy pequeña.

Plaza de Mataderos

Durante 2014 y parte de 2015, mi esposo y yo viajamos por el mundo buscando un producto o una idea que me inspirara cuando regresara a casa. Sin embargo, lo que más me inspiró fue identificar las cosas típicas producidas en cada país de las que los locales estaban orgullosos. Me di cuenta de que el cuero es un material que producimos en Argentina y por el que nos destacamos a nivel mundial. En consecuencia, cambié de plan y en lugar de traer una nueva idea a la Argentina, decidí llevar lo mejor de nuestro país al resto del mundo.

 

 

Comienzo de la marca

A finales de 2019 mi primo Lucas, que ya tenía su taller de marroquinería, nos propuso trabajar juntos en un nuevo proyecto, y así nació CASIA. Desde el principio tuve claro que quería realizar piezas de piel natural sin modificarlas y volver a los orígenes de la producción artesanal. Cuando encontramos una curtiduría que trabaja con la técnica de curtido original, sin utilizar cromo ni sustancias contaminantes, la idea se hizo realidad.

El concepto de marca nace un poco de mi proceso personal de aceptarme y valorarme tal como soy. Lo mismo ocurre con los objetos de cuero natural. Cada uno tiene su destino, sus propias marcas, sus propias irregularidades de artesanía, lo que les confiere un carácter único. En CASIA admiramos la evolución natural de los objetos a lo largo del tiempo, aquellos en los que podemos apreciar su historia y forma de vida, que son las nuestras.

Buscamos trabajar en un ambiente alegre y eso queremos transmitirlo a quienes nos compran.

Queremos una marca que cuide no sólo el proceso de fabricación sino también cada mano que pasa por él. Dado que nuestro lema es cuidar el proceso desde la fabricación hasta el encuentro con su dueño, buscamos un vínculo duradero, ético y honesto.

Creo firmemente que el futuro de la industria de la confección es más consciente y sostenible. El consumidor ya no sigue ciegamente las reglas de la moda y no cree en las promesas mágicas o el valor irreal que aportan los productos. Queremos ser parte de las marcas que no subestiman a sus clientes. Nadie lo es más o menos por lo que viste. Creemos en el disfrute de los materiales naturales, las formas simples, el consumo lento de piezas bien pensadas, duraderas y de calidad.

Además, con cada compra ayudamos a reforestar los bosques nativos de nuestro país. Ya hemos plantado muchos árboles de CASIA a lo largo de los años y creemos que es importante devolverle a la naturaleza un poquito de todo lo que nos da.

Actualmente comercializamos nuestros productos tanto en Argentina como en todo el mundo. Ver a alguien con una de nuestras piezas en otro país es motivo de gran alegría para nosotros.

← Publicación más antigua Publicación más reciente →

Noticias

RSS

Ideas para despedir y dar la bienvenida al nuevo año

Tatiana Pestarino Por Tatiana Pestarino

Podemos celebrar la llegada de un nuevo año, con reflexión, compromiso y propósito.  Recibir un nuevo año, puede ser la oportunidad para proponernos nuevos hábitos,...

Leer más

Navidad, tiempo de dar

Tatiana Pestarino Por Tatiana Pestarino

La temporada navideña trae una mezcla de alegría y tradición, pero también es un momento para reflexionar sobre nuestro impacto en el medio ambiente. En...

Leer más